María Mondet

Me llamo María Mondet, tengo 63 años y quiero compartir con ustedes lo que he vivido desde el año 2003 desde que me diagnosticaron Mieloma Múltiple hasta el día de hoy; tan solo 15 años de lucha, paciencia, actitud y esperanza.
Después del casamiento de mi hija en Mayo del 2003, me sentía muy cansada y con muy pocas fuerzas. Llegaba a mi casa y lo único que quería era acostarme y descansar.
Lo fui a ver a mi médico clínico, el Dr. Jorge Isola, para contarle lo que me pasaba. Me mandó hacer varios estudios y me internó en el Sanatorio Las Lomas, en San Isidro, para así poder hacer un diagnóstico bien a fondo de mi estado de salud.
Luego de varios días de estudios de todo tipo me dieron el alta.
A varios días del alta nos citaron con mi marido en el consultorio del Dr. Isola y un Hematólogo.
Acá empezó mi nueva vida….
Me dijeron que lo que tenía era Mieloma Múltiple y que tenía que hacer un tratamiento con quimio. Yo no tenía ni idea de lo que era MM, siendo hija de médico y habiendo trabajado en un sanatorio, jamás lo había escuchado. A la palabra quimio la asocié enseguida y les dije “Haaa tengo cáncer”…
Sentí que me había pasado un camión con acoplado por encima y que tenía que ir a mi casa y decirles a mis 2 hijos lo que me acababan de diagnosticar y a lo que me tenía que enfrentar y nos teníamos que enfrentar toda la familia.
Cuando llegamos a mi casa estaban mis hijos Paula, Diego, mi yerno y mi madre. Cuando empecé a decirles que tenía MM mi hija me dijo “mamá no tenes que decir nada, ya sabemos todo”. Nos abrazamos y lloramos mucho.
Creo que la incertidumbre de lo que iba a tener que pasar mi familia, era lo que me tenía angustiada. Me preocupaba mucho mi marido, ya que había tenido problemas coronarios, mi gran compañero desde mis 19 años.
Nunca sentí miedo; no quise que nadie me viniera a ver ni a mi casa ni a FUNDALEU para no verlos preocupados por mí.
Me sentía mal al ver sufrir tanto a mi marido y a mi familia. Esto me hacía sacar fuerzas para luchar y no demostrarles lo mal que a veces lo pasaba.
Mi médico el Dr. Isola me recomendó FUNDALEU.
Acá empezó mi relación con FUNDALEU.
Durante 6 meses estuve en tratamiento con quimio, lo cual no fue fácil, me internaba 3 días en FUNDALEU para la quimio y después me iba a mi casa, pero volvía a FUNDALEU a internarme con fiebre y así sucesivamente.
En Enero del 2004 fue el primer auto trasplante.
En Septiembre del 2009 el segundo auto trasplante.
Hoy a 15 años de mi diagnóstico de Mieloma Múltiple quiero agradecer a TODO el GRAN equipo médico, enfermeras, camilleros, recepcionistas, técnicos, instrumentadoras, nutricionistas, etc., etc., por la gran calidez y profesionalismo que en todo momento han demostrado.
FUNDALEU es un lugar de excelencia por todo su Gran Equipo. En todo momento me sentí muy contenida por cada persona que trabaja ahí.
En FUNDALEU me hicieron sentir que no era una Historia Clínica, sino una persona con nombre y apellido. Todos sabían mi nombre y me acompañaban en los momentos difíciles que he tenido que pasar. Siempre una palabra de aliento y cariño.
Para los que les han diagnosticaron MM ó a un familiar les recomiendo éste GRAN equipo HUMANO y MEDICO que es FUNDALEU, el cual en estos momentos que estamos viviendo no es fácil encontrar tanta calidez y dedicación a un paciente.
Desde que me diagnosticaron MM he aprendido a vivir el día a día a full.
Vivir el HOY solo el HOY.
Gracias a todos los que me han ayudado con mi MM, es que hace años que hago mi vida “normal” viajo todos los años a Estados Unidos a lo de mi cuñada en Los Ángeles, California y disfruto a mis familiares de allá.
He perdido a mi gran compañero hace 5 años y 8 meses de un cáncer que duro solo 6 meses de tratamiento… Me siento culpable por todo el sufrimiento que mi enfermedad le causó y es por él que sigo luchando…
Gracias a todos!!
A mis amigos anónimos de MM, si me permiten, no bajen los brazos!
Con paciencia, actitud, la ayuda de un Gran Equipo como FUNDALEU, familiares y amigos, vale la pena no darse por vencido.
Con cariño, María