Marisa Palermo

PARA TODOS LOS QUE ME AYUDARON  Y A LOS QUE YO PUEDO AYUDAR CON MI RELATO

 

Me llamo Marisa Palermo, tengo 55 años, y mi vida cambio también a partir de ir a la dermatóloga porque  se me caía el pelo, quien me mando a hacer un análisis de sangre y al verlo me recomendó que viera un hematólogo. Al consultar con mi médico clínico este me dijo:” si yo fuera usted iría a ver a la doctora Isolda”.  Que “PERSONA”, con solo mirarla uno sabe lo que te va a decir. Después de muchos análisis llegó el diagnostico: Leucemia Mieloide aguda y su tratamiento: transplante de médula.

Apenas le dije a mis hermanos, al otro día estábamos los tres haciéndonos los estudios de compatibilidad. Gracias a Dios uno de ellos (Gustavo) fue compatible y por ende fue mi donante sin siquiera pensarlo, mi otro hermano  (Victor) se hizo cargo  de conseguir donantes de sangre y plaquetas ,un maestro. Gracias a todos los que donaron!!!!!!.

Ahí conocí a Juliana, otro ser humano increíble, que se hace la dura, pero es más buena que el pan, me trata con tanto cariño que cuando estoy con ella se me pasa todo y me siento segura, junto a ella Guillermina(un ser especial), que con su dulzura  es quien lo preparó a mi hermano para la donación y me cuida a mi cuando Juliana no está.  El 20 de Agosto de 2010 recibí el transplante después de un mes y medio de quimio, y estudios. Desde el primer día de internación sentí  el AMOR Y PROFESIONALISMO de todos en Fundaleu. Antonela y Mariela de mesa de entrada,  las chicas y chicos de admisión, las enfermeras, en especial MAJO, que me trató como si fuera su mamá, gracias Majo, Johana y Gimena que las volvemos locas con los turnos, Gloria con su sonrisa a flor de piel, limpieza y por supuestos todos los médicos..

Mis padres  (los mejores) y dos de mis hijos ( Caro y Tebi) se hicieron cargo de la casa.  Mi marido (Eduardo) y mi hija (Lula ) se dedicaron a cuidarme en Fundaleu. Mis cuñadas, mis amigos, mis sobrinos, Lara con su pedido diario al angelito de la guarda, Agos que era una bebe y me decía que lindo tenes el pelo cuando me empezó a crecer  y Dios nunca me abandonaron.                                                                                                                                     GRACIAS A TODOS!!!!!!!!! LOS AMO!!!!!!!!!.

Lo que voy a hacer ahora es un pedido al director de FUNDALEU. Algo que me ayudo a pasar mi estadía ahí  fue la medicina integrativa con el doctor Montford a la cabeza. Nunca había hecho nada de esto, pero la meditación, los masajes, la acupuntura sin agujas, gimnasia, musicoterapia, etc.  ayudó mucha a mi bienestar, y el de mis acompañantes. Mi marido se distendía mucha en la hora de musicoterapia y yo con la reflexología, pero todo ayudó un montón.  Por eso me gustaría que todos los pacientes pudieran tenerlo y que las obras sociales se hicieran cargo de ello. Gracias a Fundaleu por becarme estas terapias en mi segundo mes de internación.

Hoy estoy cursando mi  septimo año y dos meses de cumplevida,  sigo con controles, peleo contra el eich (injerto contra huésped) totalmente tolerable, ya sin remedios que uno piensa que nunca los va a dejar, que más puedo pedir!!!  A TODOS LOS PACIENTES DE FUNDALEU LES DIGO “ SE PUEDE” Y ESTAN EN EL MEJOR LUGAR CON LOS MEJORES SERES HUMANOS!!!  y solo hoy tengo ganas de decir GRACIAS  a todos los que me siguen ayudando a estar mejor día a día.

VIVIR ES HERMOSO, HAGAMOS DE CADA DIA EL MEJOR DIA DE NUESTRAS VIDAS.

MARISA PALERMO

WhatsApp Turnos Online